Connect with us

Fútbol chileno

La U de Chile recibe un “premio” de final de 2022

La U ha perdido un aproximado de US$ 2 millones en fichajes.

El momento de la U no es muy alentador en este cierre de 2022. Los azules tienen años inmersos en una crisis que arrastra desde el 2019 y los tiene peleando la parte baja de la clasificación.

En la gerencia, se han tomado decisiones cuestionables y, a la hora de fichar, se ha pagado por jugadores un monto mayor a su valor de mercado. Dentro de los problemas futbolísticos, este año en Universidad de Chile hay jugadores que han dado la talla como Yonathan Andía o Cristian Palacios, y hay otros que no han dado el rendimiento deseado.

El año 2020 llegó Pablo Aránguiz pero su nulo aporte deportivo y temas extradeportivos, que no seguirá en 2023. Cuando arribó, se desembolsaron 310 mil dólares por la 50% de los derechos del jugador.

También están los expedientes de Ignacio Tapia y Jeisson Vargas. Por el zaguero se pagaron 850 mil dólares por el 50% de sus derechos , mientras que por el volante se abonaron $580 mil por el 60%.

Casi dos millones de dólares, un monto que sube notablemente si se consideran las llegadas de Hernán Galindez o José María Carrasco, refuerzos que no siguen en el plantel, Álvaro Brun, quien no va a seguir en el club, y varios refuerzos de años previos que están cedidos y deben retornar a la entidad.

Publicidad
Publicidad

OTRAS NOTICIAS